Entrevista a Marisa Busker

-¿Cómo fue que surgió la idea de escribir este libro?

Fue una necesidad. Es mi segundo libro. El primero se llama El performer un diamante latente. Diario de viaje. Una experiencia transcultural y transdisciplinaria. Música-Teatro-Danza. Editorial Dunken de diciembre 2011.

Y este segundo, El performer, un diamante latente II. Entre matrices. Transdisciplina-Transcultura. Editorial Nueva Generación.

En el primero trato de salirme de una estructura para tratar de construir algo que le siente a uno mejor. Y entonces es un diario de viaje porque se refiere a todo lo transcurrido a partir de la toma de decisión de encontrar otra forma de ser-hacer. Y llega hasta una primera matriz que construí en aquel período (1998-2002) que se llama la danza escondida y se completa con una primera obra-performance El templo del valle de la montaña, episodio 1: el diluvio.

El segundo tomo, el II, es sobre profundizar en la danza escondida, completarla, enriquecerla y a partir de la cual surge una nueva matriz originaria. Por ello su título entre matrices.

Ahora me muevo entre dos matrices que son neutras, esto quiere decir que son transculturales y son transdisciplinarias porque trabajo buscando ejes comunes a las artes especializadas.

-¿llevo mucho tiempo el armado de la obra y como fue el proceso de creación?

La necesidad de plasmar la experiencia en un libro llevó mucho tiempo, porque primero surgió la necesidad en el cuerpo de la construcción de las matrices. Hubo que investigar, que leer mucho, observar los resultados del trabajo en mi cuerpo y proyectarlo en otros. Y luego cuando te decidís a hacer el libro, hay que tratar de plasmar los conceptos con claridad. Y esto es difícil, es un momento de mucha concentración de encuentro con el conocimiento, de exprimir las ideas a fondo, de buscarle las palabras justas. Pero cuando salís de ese atolladero, sos más sabio, hay más claridad, se siente alivio.

-¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando terminaste de escribirlo?

Siento mucho orgullo.

-Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos cuenta el libro?

El libro es de estudio pero a la vez es muy poético. Así lo creo yo. Ustedes, los lectores dirán, claro.

Trata de dos matrices como dije, que resalta al hombre de acción que es el performer, pero lo nombro como el ser-hacer y a partir de allí y con ayuda de las dos matrices descubro que tenemos un órgano que nunca nadie nombró y que es el órgano del ser-hacer. Si hay órganos para la digestión, para respirar, para la circulación, etc., porqué no un órgano que sostenga a las subjetividades de los seres humanos y que le de recursos para no perderse como singularidades irreductibles. Es un órgano perfectamente reconocible. No estoy loca. Es un canal interior que hay que ir construyendo desde la infancia, con recursos que descubrí a partir de la de-construcción de un cuerpo elevado. Lo de-construí en herramientas que lo estimulan a la vez que lo componen.

Fácil, ¿no? Llevo más de 20 años trabajando en esto.

-¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar las distintas partes de la historia?

Bueno, primero que nada, saber escucharme, tener muy en cuenta mi propia intuición y mi instinto. Y saber esperar, tener mucha paciencia. Porque hice la investigación en mi propio cuerpo. Así es que tuve que pasar por muchos momentos de diferentes entrenamientos físicos y vocales. Probar, esperar, descartar, buscar nuevas rutas. Hasta que el material se fue consolidando. Y así entonces, pude escribir un libro.

-¿contanos un poco cueles fueron tus primeros pasos como a la escritor/a?

Esto es muy interesante. Yo hice mis dos libros sola. Cuando decidí hacer el primero que es un diario de viaje, decidí, creo que por abril 2009, comenzar firmemente a escribir todo lo que iba recordando. Escribía todos los días y, curiosamente, cada vez recordaba más y más. Lo hice a mano y en cuaderno rayado A3. Llené un par de cuadernos. Había muchas cosas reiteradas, muchas que me sorprendían. Había baches que me implicaron estudiar, buscar.

Pasé todo a la computadora y luego comencé a ordenar por temas. Era cortar y pegar. Pero no lo hacía en la computadora sino que imprimía y ponía las hojas sobre la mesa o en el piso. Y así, así, seguí hasta que tuve el material listo. Tenía muchas fotos que quería poner en este primer libro, pero no pude más que poner algunas y en blanco y negro por los costos.

Y al fin, en diciembre 2011 salió el libro.

Luego con este segundo tomo, es que ya tenía la experiencia del primero. Lo hice de la misma manera, pero le agregué mucha lectura de autores que fui encontrando mirando en librerías, que enriquecieron el material. Hice también varios seminarios de posgrado en universidades que me dieron herramientas. Y al fin pude plasmar en este 32 páginas de foto color. Creo que ambos libros están bien.

tapa marisav15.jpg

-¿cómo está conformada tú biblioteca? ¿Cuáles son tus autores predilectos?

No creo ser una gran lectora. O, tal vez, tengo momentos. El libro Entre matrice, el tomo II, tiene una gran bibliografía. Todos autores que leí. Como dije, voy buscando bastante al azar. Observo, veo lo que necesito, leo las contratapas, compro algunos, miro en internet. Soy una gran buscadora en general. Dos de mis obras-performances las hice de libros: una, de un libro de poemas –Almario- que me regaló una gran amiga -María Teresa Nalé Roxlo-, y que ella misma, y por falta de recursos, encuaderno. Se fue a un centro cultural a hacer un curso de encuadernación. El libro es una belleza y cuando cita a la editorial dice editorial hecho a mano. Hice la obra para el ochenta aniversario de Teresa tratando de armar su propia vida a través de los poemas.

Y el otro que elegí otra vez fue mirando el programa los siete locos en la TV pública. Allí estaba Gabriela Cabezón Cámara contando sobre alguno de sus libros y me gustó ella, entonces fui y me compré en la librería lo que encontré de esa autora. Y fueron dos y elegí uno, no por casualidad. Estaba en el pre-embarco lista a subir al avión (salía para París, con trasbordo a Amsterdam y luego India) y tenía a los dos libros conmigo, para re-leerlos. Y entonces se sienta una mujer como a un metro y medio enfrente de mí. Miraba libros y los fotografiaba. Parecía ser Cabezón Cámara.

Embarqué y así ella, que iba con un acompañante. Luego de comer y tomar ricos vinos, me animé, agarré los dos libros y se los puse frente a su cara diciendo: ¿sos la autora de estos libros? Sí.

Y entonces seguimos tomando más vino y ella y su acompañante -Iñaqui Echeverría, que era quien había hecho los diseños gráficos del libro- me autografiaron uno: Beya (le viste la cara adiós).Así es que como las casualidades no existen, me lo estudié todo de memoria en un año y lo puse en escena, estrenándolo en versión teatral en enero 2016. Todo un éxito. Tuve las mejores críticas.

Voy a estar haciendo un evento que incluye a este segundo libro, mi nuevo libro, durante los meses de abril y mayo que se llama “2022, 20 años la danza escondida”. Si, es que se cumplen ya 20 años de haber sentado las bases de aquella primera matriz que realicé durante los años 1998-2002. Luego salí a confrontarla por el mundo y hoy es un libro pero también un órgano, el del ser-hacer. Estaré en el teatro Tadrón en Ciudad de Buenos Aires, los domingos a las 18hs. Allí podrán ver -domingos alternados- dos de mis obras-performances. Una es ORIGINARIA, espacios santos de universos privados. Una poética de la identidad, una obra como una instalación con performer en escena. O sea, yo, un video, fotografías, video inmersivo virtual 360, en donde está representada la segunda matriz originaria, que trata de recuperar articulaciones físico-sonoras a partir de mis ancestros y así cuento muchas cosas de ellos y canto mucho. Y la otra obra, se llama mi VOZ-SOLO vos, con proyecciones, relatos, improvisaciones vocales. Lo lindo de esta segunda obra es que está combinada con películas que son -nada más ni nada menos- que las performances que ya hice filmadas y pasadas como película muda. ¡Quedó todo magnífico! Yo utilizo a las imágenes que hay en mi cuerpo y a través de mi canal interior, como memoria de aquellos trabajos para producir sonido. No se lo pierda, no se pierdan nada.

El nuevo libro, así como el viajo (tomo I y II), los podrán adquirir en el teatro a precios promocionales. Está todo pensado para que podamos celebrar juntos. Los espero allí a partir del 3 de abril.

2 thoughts on “Entrevista a Marisa Busker

  1. Mi nombre es Giovanna Antezana, soy Comunicadora Social, profesora de canto, piano y Expresión Corporal y Cantante. Yo fui alumna de Marisa Busker y soy amiga de ella. Aprendí muchísimo con su primer libro, con sus clases y con su persona y estoy feliz de poder verla otra vez en escena y además con un nuevo libro que puedo adquirir. Sólo quieto felicitarla por todo el hermoso trabajo que realiza, es realmente bueno e importante en especial para los que trabajamos en las Artes Escénicas porque ella es también una gran música e instrumentista. Gracias y felicidades querida Marisa, nos vemos pronto cuando vuelva a Buenos Aires

    1. Gracias Giovanna por tus palabras! y gracias por venir y estar junto a mí en Tadrón.
      Me encantó verte al igual que tu familia. Fuerte Abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.